Evangelio del 13 de Marzo de 2023: La misión es el fundamento de la vida cristiana

Lc 4,24-30

Para volver a escuchar este evangelio o descargar el archivo en mp3 vaya al siguiente vínculo: https://www.vidaenjesus.com/Content/Evangelios/2023/Marzo2023/Evangelio-13-03-2023.mp3  

La misión es el fundamento de la vida cristiana
13/03/2023

Evangelio: Lc 4,24-30
En aquel tiempo, Jesús llegó a Nazaret, entró a la sinagoga y dijo al pueblo: “Yo les aseguro que nadie es profeta en su tierra. Había ciertamente en Israel muchas viudas en los tiempos de Elías, cuando faltó la lluvia durante tres años y medio, y hubo un hambre terrible en todo el país; sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías, sino a una viuda que vivía en Sarepta, ciudad de Sidón. Había muchos leprosos en Israel, en tiempos del profeta Eliseo; sin embargo, ninguno de ellos fue curado, sino Naamán, que era de Siria”. Al oír esto, todos los que estaban en la sinagoga se llenaron de ira, y levantándose, lo sacaron de la ciudad y lo llevaron hasta una barranca del monte, sobre el que estaba construida la ciudad, para despeñarlo. Pero Él, pasando por en medio de ellos, se alejó de allí.  Palabra del Señor.  Gloria a ti, Señor Jesús.

Oración introductoria:
Jesús, Tú sabes qué débil es mi fe. Cuando vienen las dificultades, cuando se asoma el dolor a mi vida, cuando me sobrevienen acontecimientos difíciles de entender, cuando siento que me pruebas, entonces surge en mí la duda de tu amor. Señor, no dejes que me olvide que tu amor es eterno, que la cruz es sólo una muestra de tu generosidad y de tu predilección.

Petición:
Dios mío, hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo. 

Meditación:
Los conciudadanos de Jesús sólo veían en Él al hijo de José, al carpintero que hacía mesas y reparaba sillas. No lograban ver más allá de las apariencias. Les faltaba la fe. No descubrieron en Jesucristo al Mesías que se encontraba en medio de ellos. Vemos cómo aquel día Jesús se marchó a otro lugar. Así es Él. Nos deja en libertad. Cristo invita a la fe, a la conversión, pero no condiciona nuestra voluntad. No nos suceda lo mismo que a los nazarenos, que el Señor pase por nuestras vidas y no nos percatemos, o que no estemos dispuestos a acoger su mensaje. Por el contrario, que Cristo encuentre en nosotros una fe viva, que se refleje en docilidad interior a su Palabra. Por último, consideremos las incomprensiones de que fue objeto Jesús y cómo en medio de todas ellas, Él conservaba la alegría de poder salvar a la humanidad entera. ¿Vivimos así como Él, dispuestos a negarnos a nosotros mismos en lo que sea, con tal de predicar el Evangelio?

Reflexión apostólica:
Para llevar el Evangelio a los hombres de nuestro tiempo se requiere la santidad de vida. Se necesita una conversión profunda del corazón, llenarnos de los sentimientos de Cristo. No basta con salir a la calle, ni usar una metodología apostólica, si dentro no late un corazón de apóstol. Llenémonos de Cristo en la oración para darlo a todos y en cualquier circunstancia. 

Propósito:
Incrementar mi fe en Jesús leyendo un número del Catecismo de la Iglesia Católica cada día.

Diálogo con Cristo:
Jesús, convénceme de que la gran tarea de mi vida es la búsqueda de la santidad y de que la verdadera santidad cristiana no puede desligarse nunca de la dimensión apostólica, ya que la misión del católico pasa necesariamente a través del apostolado eficaz. Que no me olvide de que el santo es siempre apóstol y que el verdadero apóstol se esfuerza siempre por ser santo.

«El apóstol del Reino es un hombre que vive obsesionado por la misión»

Regresar al Listado de Evangelios
@path=Evan@pg=
QS:dt=13-Mar-2023
Url:
Headers:Connection=Keep-Alive&Accept=text%2fhtml%2capplication%2fxhtml%2bxml%2capplication%2fxml%3bq%3d0.9%2c*%2f*%3bq%3d0.8&Accept-Encoding=br%2cgzip&Accept-Language=en-US%2cen%3bq%3d0.5&Host=www.vidaenjesus.com&User-Agent=CCBot%2f2.0+(https%3a%2f%2fcommoncrawl.org%2ffaq%2f)