Evangelio del 23 de Febrero de 2024: Vayamos a reconciliarnos con nuestro hermano

Mt 5,20-26

Para volver a escuchar este evangelio o descargar el archivo en mp3 vaya al siguiente vínculo: https://www.vidaenjesus.com/Content/Evangelios/2024/Febrero2024/Evangelio-23-02-2024.mp3  

Vayamos a reconciliarnos con nuestro hermano
23/02/2024

Evangelio: Mt 5,20-26
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Les aseguro que si su justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos, ciertamente no entrarán ustedes en el Reino de los cielos. Han oído ustedes que se dijo a los antiguos: No matarás y el que mate será llevado ante el tribunal. Pero yo les digo: Todo el que se enoje con su hermano, será llevado también ante el tribunal; el que insulte a su hermano, será llevado ante el tribunal supremo, y el que lo desprecie, será llevado al fuego del lugar de castigo. Por lo tanto, si cuando vas a poner tu ofrenda sobre el altar, te acuerdas allí mismo de que tu hermano tiene alguna queja contra ti, deja tu ofrenda junto al altar y ve primero a reconciliarte con tu hermano, y vuelve luego a presentar tu ofrenda. Arréglate pronto con tu adversario, mientras vas con él por el camino; no sea que te entregue al juez, el juez al policía y te metan a la cárcel. Te aseguro que no saldrás de ahí hasta que hayas pagado el último centavo”.  Palabra del Señor.  Gloria a ti, Señor Jesús.

Oración introductoria:
Señor, Tú me enseñas que una fe sin caridad, sin ese fruto del amor, no es verdadera fe. Sería una fe muerta. Me haces ver que la fe no es un pensamiento, una opinión o una idea, la fe es comunión de vida contigo, la fe se traduce en amor y se manifiesta en la caridad. Acrecienta, Dios mío, mi fe y mi caridad, para hacer una verdadera oración.

Petición:
Jesús, dame la coherencia de vida para manifestar mi fe con las obras.

Meditación:
Jesús nos invita a ser mansos de corazón. Es que del corazón es de donde proceden las faltas de caridad para con el prójimo. Estemos atentos. Veamos cómo tratamos a los demás en el fondo de nuestro interior, tal vez nos sorprenderemos de las críticas que hacemos en nuestro corazón, de lo severos que somos en el juicio de los otros. Analicemos nuestros pensamientos:¿se dirigen a disculpar a los demás o a condenarles? ¿Pensamos siempre en positivo de los otros o caemos en la tentación de juzgar? El Evangelio es claro: "Arréglate pronto con tu adversario". Esto no sólo hace referencia a disputas en los tribunales legales. Hay que comenzar haciéndolo desde el corazón. Perdonar siempre y pronto. Jesús nos llama a ser mansos y pacientes como Él. La prueba máxima de su mansedumbre está en la cruz. No hubo en Él ningún gesto de enojo, de amenaza, de crítica para con sus verdugos. ¿Imitamos al Señor en su bondad? Esforcémonos con toda nuestra energía por revestirnos de la mansedumbre de Jesús.

Reflexión apostólica:
Jesús nos enseña que en el amor mutuo se encarna el amor de Dios. Los católicos estamos llamados a vivir el amor al prójimo con heroísmo, porque es en este criterio en el que seremos juzgados al final de nuestra existencia. Que esta verdad nos impulse a trabajar denodadamente en el apostolado y en la entrega generosa a los demás.

Propósito:
En el ejercicio de mi apostolado, seré ejemplo de caridad, particularmente, seré paciente en mi trato con los demás. 

Diálogo con Cristo:
Señor, me doy cuenta de que el amor cristiano es tan exigente porque surge de tu amor total por nosotros. Jesús, tu amor me obliga a no vivir más para mí mismo, cerrado en mi egoísmo, sino para ti. Que tu amor fiel y constante me estimule a desvivirme por los demás. 

«Cuida mucho que tu caridad reúna todas las características .....: universal, delicada, sobrenatural, abnegada»

Regresar al Listado de Evangelios
@path=Evan@pg=
QS:dt=23-Feb-2024
Url:
Headers:Connection=Keep-Alive&Accept=text%2fhtml%2capplication%2fxhtml%2bxml%2capplication%2fxml%3bq%3d0.9%2c*%2f*%3bq%3d0.8&Accept-Encoding=br%2cgzip&Accept-Language=en-US%2cen%3bq%3d0.5&Host=www.vidaenjesus.com&User-Agent=CCBot%2f2.0+(https%3a%2f%2fcommoncrawl.org%2ffaq%2f)